Todos en mayor o en menor medida hemos tenido una ampolla en el pie o en sus dedos. En muchas ocasiones se ha dicho que no se deben de manipular y que por lo tanto, lo mejor sería ignorarlas. Hay veces que se pueden usar trucos para curar las ampollas de los pies debido al sudor con remedios caseros y muy naturales. Una ampolla es una formación que sale en la superficie de la piel. Esta se eleva y tiene aspecto de un pequeño saco relleno. Este último suele ser agua, pues la piel que ha sido dañada se necrosa y expulsa toda su hidratación. Las rozaduras que provocan los zapatos en el pie suelen ser muy dolorosas y duraderas en el tiempo, sí no se toman medidas naturales.

7 remedios caseros para las ampollas de los pies

Agua y sal

Para ablandar la ampolla se puede sumergir el pie dentro de agua muy caliente con abundante sal. Una vez que la herida esté blanda se usará una aguja esterilizada. Hay que pinchar la superficie de la ampolla. Lo que se quiere conseguir es abrir un pequeño orificio para que el líquido del interior salga al exterior. Con este acto la ampolla se curará de forma más rápida. El pie será secado en su totalidad y se comprobará que todo esté correcto cada cierto tiempo. 

Harina de maíz

Otro remedio natural para curar las ampollas de los pies y de sus dedos es la harina de maíz. Hay que usar miel para mezclarla con esta hasta hacer una pasta. Esta se coloca en la superficie de la ampolla durante quince minutos. La rozadura se irá secando  y poco a poco será menos dolorosa al tacto.

Vaselina

Toda ampolla es sumamente molesta, pero realmente las que más molestan son las que aparecen entre los dedos de los pies. Las llagas tienen una apariencia rojiza y el escozor que provocan es casi insoportable a cada paso. Para esta zona lo mejor será usar una buena aplicación de vaselina. Esta se dejará actuar durante quince minutos y habrá que usarla al menos dos veces al día.

Aloe vera

El aloe vera es uno de los remedios más naturales más recomendados por la sabiduría del pueblo. Penetra muy bien en la piel y tiene un gran poder cicatrizante en todo tipo de heridas. El aloe vera ayudará a que la ampolla baje la inflamación. Lo ideal será usar la hoja de esta planta y no comprarla procesada. Esta se cortará por la mitad. Dentro de cada una de ellas se encuentra el jugo de esta planta tan usada por todos. La aplicación es infinita, pues esta planta nunca hará daño a la piel.

Curar ampollas en los dedos de los pies

Alcohol

El alcochol es el elemento más cotidiano en un botiquín casero. Este tratamiento casero será capaz de curar de forma efectiva las ampollas de los pies, pues tiene la facilidad de secar todas las heridas que no estén abiertas. Para usarlo correctamente se debe de empapar un algodón esterilizado. Este será aplicado en cada ampolla. Poco a poco la herida bajará la inflamación y el líquido del interior desaparecerá.

Zanahoria

 La zanahoria no sólo sirve para prevenir posibles problemas en la visión. Preparar una pasta con zanahorias cocidas ayudará con las temidas heridas de los pies y de sus dedos. Una vez se tenga un puré de este vegetal tan saludable, se aplicará en las zonas doloridas del pie. Dos aplicaciones al día serán suficientes para acabar con el problema.

Vinagre de manzana

 El vinagre de manzana es casi milagroso. En la antigua Grecia ya se usaba para calmar las heridas y como antibiótico. Las bacterias nunca estarán a salvo cerca del vinagre de manzana, por ello, su uso es más que recomendable cuando se tienen heridas en los pies que son causados por otros problemas que no son las rozaduras de los zapatos en los días estivales.

ampollas en los pies tratamiento casero

Ajo

El ajo se ha usado siempre con fines medicinales. Es el rey de los antibióticos y sus propiedades antibacterianas son ideales para ayudar a que las ampollas no se lleguen a infectar. El uso del ajo propiciará a la regeneración celular y su aplicación es muy fácil. Hay que cortar y pelar un diente de ajo sea del tamaño que sea. Este se frotará durante quince minutos por la ampolla del pie y de los dedos. Aplicar dos o tres veces al día. 

Como último consejo para prevenir las ampollas en los pies, sobre todo en los días de verano en los que al no usar medias o calcetines nuestros pies están más expuestos al roce con el calzado, es que debemos ser muy exigentes con la calidad de los zapatos o sandalias que compremos, ofrece a tus pies un calzado de calidad y notarás que esta elección redundará en una mejor salud podológica.

Otro contenido que puede interesarte

Marta Cañadas