Hola a todas, ¿como estáis?, espero que bien o muy bien :),  hoy he mirado el calendario y he visto que ya estamos a mediados de Diciembre y automáticamente me ha venido a la cabeza que en nada empieza la ruta de las fiestas navideñas, que si cenas en casa de mama con toda la familia, que si el día 25 a casa de la tieta con otra parte de la familia, que luego llega el día 31 con las uvas y con la fiesta de Año Nuevo … y al mismo tiempo que mentalmente he repasado esas fechas me ha venido a la cabeza …¿que me pongo? …, esta claro que todas queremos lucir guapas esos días y que muchas vamos a ponernos tacones, pero también sabemos que si no estas muy acostumbrada a llevarlos durante el resto del año, estos días te dejan los pies un poco doloridos por los “dichosos” tacones, así que me he puesto a hacer una lista de remedios o trucos que puedo hacer para no acabar con los pies destrozados o bailando descalza por no poder aguantar esos taconazos toda la noche, así que os paso esta lista de 5 trucos para que los tacones no te destrocen los pies, allá vaaa.

1. Uso de sprays o adhesivos antifricción.

 Esto es un clásico, pero que no debe faltar nunca en el bolso de una mujer, sobre todo cuando estrenas zapatos o llevas un modelo al que no estas muy acostumbrada, tanto en spray como en sticks adhesivos los puedes comprar en la farmacia, los que yo conozco son los Compeed y la verdad es que van de fabula, cuando notas que los zapatos te “muerden” los sticks son geniales para generar un alivio inmediato.
2. Congela los zapatos

Otro truco que funciona bien, coges un par de bolsitas de las que se usan para guardar congelados, ¡importante que cierren muy bien!, y las llenas de agua, seguidamente las metes dentro de los zapatos y todo el conjunto lo dejas en el congelador de la nevera, lo que conseguiremos con este truco es que cuando el agua se congele aumentara ligeramente el tamaño de la bolsa donde la has puesto y eso hará que los zapatos cedan, ademas el efecto del frío en los pies te activara la circulación y te dará un efecto anestésico.

Congelar los zapatos
Usa hielo en bolsas.

Si no eres partidaria de este truco y quieres pasarte por nuestra zapateria, nosotros disponemos de una horma de zapatero y podemos conseguir el mismo efecto sin tener que meter los zapatos en el congelador.

3. Protege tus pies con almohadillas

Si por alguna razón eres de las chicas que tienen los pies sensibles puedes optar por usar almohadillas, ya sea para una parte en concreto del pie o para que amortigüe la pisada en su totalidad.

4. ¿Taconazos?, claro que si … pero con plataforma

Si necesitas de forma imperiosa subirte a unos tacones de vértigo y no piensas renunciar, te aconsejo que busques algún modelo que acompañe al tacón con una plataforma en la suela, eso hará que disminuya de forma drástica la curvatura del pie al usar tacones muy altos y por consiguiente el dolor sera menor, cuanta mas inclinación tengas desde la parte alta del tacón hasta la suela mayor sera la sensación de sufrimiento.

5. Porque es mejor no usar tallas mayores a la tuya

Esto es una regla que todas deberíamos cumplir a raja tabla pero con los zapatos de tacón todavía mas, si usas un zapato que no es exactamente tu número lo que pasara es que con la inclinación del pie, este se ira hacia delante y ya te imaginas lo que ocurrirá, tus dedos presionaran contra la punta del zapato y eso te va a ocasionar rozaduras y un intenso dolor en cuestión de minutos.

También ten presente que si lo que vas a ponerte son unas sandalias debes tener en cuenta que la suela interior de la sandalia se adapte perfectamente a la curvatura del puente de tu pie, eso actuara como freno y evitara que tus pies se vayan hacia delante, evitando ese efecto tan feo de ir con los dedos casi fuera del zapato.

 

 

Bueno, espero que os sirva de alguna cosa estos consejos o tips, si os han parecido interesantes compartirlos entre vuestras amigas en las redes sociales, así cuantas mas seamos mejor nos lo pasaremos. 😉

 

¡¡ Hasta pronto !!